Skip to content

OTAN

OTAN EN ZARAGOZA: LA ESPADA DE DAMOCLES Ante el anuncio de la presentación de Zaragoza como candidata a albergar la futura base principal militar de vigilancia de la OTAN, desde CHUNTA ARAGONESISTA queremos denunciar los perjuicios que esta instalación generaría para nuestra ciudad y el peligro que asumiríamos todos los zaragozanos y zaragozanas.

Desde la época de la guerra fría, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha sido y es el instrumento de EEUU para apoyar sus intervenciones militares en diferentes países, como por ejemplo Iraq. Y, son de sobra conocidas, las consecuencias que supone ejercer de “amos del mundo”, saltándose a la torera la legalidad, menospreciando a la ONU y a la cooperación internacional.

Desde CHUNTA ARAGONESISTA, trabajamos para conseguir la resolución pacífica de los conflictos y la construcción de un orden internacional más justo y en paz, a través de numerosos proyectos de cooperación. Por eso, consideramos que es incompatible la instalación en nuestro territorio de esta base militar de apoyo a Estados Unidos que demuestra, guerra tras guerra, el fracaso de su política.

Consecuencias:

  1. La instalación de esta base espía de vigilancia en Zaragoza volvería a situarnos en el mapa del militarismo internacional.
  2. Nos haría cómplices de las injusticias provocadas bajo hegemonía estadounidense.
  3. Aumentaría la inseguridad al convertirnos en potenciales objetivos de nuevos atentados terroristas.
  4. Nos generaría nuevas servidumbres militares que se unirían a las que ya conocemos.

No nos cansaremos de recordar que más de un tercio del término municipal de Zaragoza está ocupado por instalaciones militares, a los que la ciudad no tiene acceso. Junto a esta servidumbre obligatoria, el aeropuerto civil de Zaragoza va a quedar supeditado a las necesidades de la OTAN y Estados Unidos, por lo que se cortará el desarrollo económico de la ciudad y el tránsito de viajeros.

Ciudad para la paz

Zaragoza fue protagonista de un movimiento ciudadano, profundamente pacifista, que consiguió que la base americana desapareciera de nuestra ciudad. La unión de todas estas voluntades para construir una cultura de la paz y defender el territorio, fue el germen de todo un proceso que terminó con la denominación de Zaragoza como “ciudad de la Paz”. Pretender que Zaragoza acoja, veinte años después, la nueva base sería una burla a todas las personas que nos movilizamos para su desaparición.

Proponemos:

  • Poder decidir el futuro de nuestra ciudad sin hipotecas militares, presentes ni futuras con el fin de desarrollar nuestras infraestructuras desde un modelo de ciudad sostenible.
  • Que Zaragoza diga no a este regalo envenenado que no sólo no compensa viejos agravios, sino que hipoteca gravemente la construcción de un territorio al servicio de la ciudadanía pacífica y de su calidad de vida. La base de la OTAN será como una espada de Damocles que truncará el futuro de nuestra ciudad.
Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 11/10/2007 18:26

    Pues el Sr. Delegado del Gobierno piensa que la porra de sus chicos de azul es un artilugio de tecnología estratosférica para conseguir convencer a los indecisos sobre la llegada de la base de espionaje de la OTAN.
    Cambian porrazos, chichones y empujones por clases de democracia participativa, tolerante y dialogante…

  2. 26/03/2008 10:37

    Pues a mi me parece bien que tengamos aquí la base de la OTAN. ¿Soy raro?

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s