Skip to content

El último aullido del Soto de Cantalobos

15/09/2011

No queremos que se produzca. No queremos que este singular bosque de ribera termine sus días por la desidia de las administraciones, agricultores y la Confederación Hidrográfica del Ebro. El Soto se seca porque el agua que tendría que venirle de los campos  agrícolas vecinos, no llega. Tampoco se nutre de las avenidas que solía dejarle el río, domesticado y sometido por las servidumbres de riego. Esta mañana, la concejala de CHA, Leticia Crespo ha visitado el Soto al aceptar la invitación que ANSAR ha hecho a los grupos políticos del Ayuntamiento para comprobar, in situ, la realidad de este pulmón verde. Leticia conoce de primera mano esta zona porque tuvo la suerte de ser alumna de Manolo Lou, profesor de ciencias del Santo Domingo de Silos, que fue el precursor de este movimiento social y vecinal para defender este paraje. Nuestra concejala ha revivido las clases de naturales que disfrutó en este soto, hoy bastante más deteriorado que en sus tiempos de estudiante, tal y como se refleja en el informe que el Ayuntamiento ha hecho y que presentará en la Comisión de Biodiversidad de este próximo martes.

Como concejala de CHA ha presentado esta pregunta en la comisión de Cultura,

A la izquierda, el soto. En medio, el camino a la Alfranca que pasa por debajo de la Z40,;a la derecha los campos de cultivo que tendrían que regar con sus aguas sobrantes, el Soto.

 Educación,  Medio Ambiente y Participación Ciudadana para conocer cuál es la intención del gobierno municipal. En función de lo que respondan llevaremos al pleno otra iniciativa para conseguir que el Ayuntamiento se mueva y medie para buscar una solución definitiva.

 

 

Dos tuberías como ésta ubicada en el Soto, que a veces lleva agua sobrante de los campos, tendrían que instalarse en los campos para regar todo el Soto.

SOLUCIONES

Las soluciones para salvar este soto de su desaparición por la sequía es arreglar el “escorredero de Montoya”, la acequia por la que antes salía el agua sobrante de la acequia general que riega los campos de cultivo que rodean el soto. Está cegada desde 2003. También hay que instalar una tubería de unos 40 mts. (como la que se ve en la foto, que es la única que hay ahora)  en un campo, cuyo propietario  daría su autorización, según nos ha contado Ismael Sanz de Ansar. Con estas dos aportaciones de agua se conseguiría regar las casi 27 hectáreas del Soto, sin tener que depender de las avenidas del Ebro. La erosión del río ha creado una especie de “sendas o caminos” por los queLeticia Crespo ante el único riego que recibe el Soto. circula el agua, en lugar de ir directamente al Ebro.

POR QUÉ ES NECESARIO EL SOTO

Fundamentalmente porque, a pesar de la mala conservación del río, mantiene la biodiversidad, retiene las avenidas (cuando las hay) y depura las aguas de riego llenas de fósforo y nitratos antes de filtralas al Ebro.

La propiedad del Soto la comparten  la DGA y  varios agricultores . El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un informe sobre su situación que ha enviado a la DGA y a la CHE, al parecer, sin respuesta. Por la cercanía a la ciudad, el consistorio tiene mucho que decir sobre este espacio natural, por tanto, se trata de conseguir el consenso necesario para que impere el sentido común. Este sábado  hay una concentración de apoyo al Soto y el martes se reune en el Ayuntamiento la Comisión de Biodiversidad. Queremos que este sea el último “aullido” desesperado de un paraje que todos tenemos la obligación de cuidar y mantener.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s