Skip to content

LOS BAÑOS JUDÍOS DE ZARAGOZA, A PASO LENTO

27/10/2009

Los Baños judíos de Zaragoza están ubicados en los sótanos de un edificio de viviendasEl Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado en la Comisión de Gerencia de Urbanismo instar al Gobierno de Aragón a crear la Comisión Especial que determine  el precio de los 56 m2 que faltan por  expropiar del edificio de viviendas en el que se encuentran los baños judíos, en el Coso Bajo 126-132. En el gobierno municipal anterior, con CHA a la cabeza, el Ayuntamiento compró los 299 m2 ubicados en la planta baja y en el primer sótano. Se quedaron sin comprar los 56 m2 ubicados en el segundo sótano, que es donde se encuentran los arcos que aparecen en esta foto, debido al alto precio que pedían los vecinos. Al no llegar a un acuerdo con la Comunidad de Vecinos, el Ayuntamiento inició un proceso expropiatorio pero el actual equipo de gobierno PSOE-PAR abandonó todo esto cuando tomaron el mando, dejando los baños en el olvido, aunque   anunciaron este enclave, declarado Bien de Interés Cultural en las guías turísticas de la ciudad. En marzo de este año, CHA volvió a presentar una moción para que se solucionara el escollo de los accesos y que se retormara la creación del Museo de los Baños Judíos. Se aprobó por unanimidad y es ahora cuando por fin,  han echado a andar con esta solicitud a la DGA. ¡Enhorabuena por este lentísimo paso que hará que, con un poco de suerte, sean nuestros nietos quienes puedan acceder a este importante monumento histórico zaragozano!

Los Baños Judíos son uno de los vestigios históricos de estilo mudéjar, únicos de nuestro pasado que, en su época, (S. XIII)  formaron  parte de la zona de extramuros de la ciudad y posteriormente quedaron integrados en el Coso como consecuencia del crecimiento de la misma.

Como se informa en la página del Ayuntamiento de Zaragoza, “su emplazamiento quedaba frente a la Judería y especialmente frente a la fortaleza conocida por Castillo de los Judíos, que estaba sobre el solar que actualmente ocupa el Seminario de San Carlos. Este Castillo de los Judíos servia también de cárcel, sinagoga mayor, hospital y carnicería. Lo conservado es únicamente una sala de planta ligeramente rectangular, organizada a modo de claustro, con cuatro tramos en las galerías cortas y cinco en las largas, abovedados con crucería sencilla, con diez columnas para separarlos del espacio central también rectangular y cubierto por bóveda esquifada”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s